Criptomúsica y audio NFT ¿Quieres ser un criptoartista?

criptomusica-audioNFT

“La industria de la música genera 43 mil millones de dólares en ingresos, pero solo el 12% termina en manos de los artistas. Los creadores tienen un control nimio sobre la distribución de su música y nula visibilidad de quién transmite su contenido. A modo de comparativa: los jugadores de la NFL se quedan con al menos el 47% de los ingresos generados por la liga, y los jugadores de la NBA retienen entre un 49 y un 51%”. 

Rumburg, R., Sethi, S., Nagaraj, H. (2020). Audius, A Decentralized Protocol for Audio Content.

Para comprender qué es el criptoarte -y más concretamente, el audio NFT y la criptomúsica-, hay que tener muy claro cómo funciona el mundo del blockchain

¿Qué es el blockchain o la cadena de bloques?

La cadena de bloques, más conocida por la palabra compuesta en inglés blockchain, es un conjunto de registros conectados de manera que cada uno permanece inmutable. Una enorme red de dispositivos que comparten información de forma anónima y segura. ¡Tal vez te suene de las criptomonedas! Es el lugar donde se registra cada transacción al margen de los bancos, mediante conexiones P2P –peer-to-peer (una red de ordenadores sin servidores fijos)-. En el ámbito artístico tiene algunas particularidades… Si eres creador, inversor, ¡o ambos!, este tema te interesa. ¡Sigue leyendo! 

ATENCIÓN: Esta página está dirigida a creadores musicales (compositores y productores). A lo sumo, resultará útil para emprendedores e inversores del ámbito artístico. En ningún caso se pretende dar información ni consejos financieros.

Criptomúsica

¿Qué es la criptomúsica? Obras de arte viajando por el blockchain...

El concepto de «criptomúsica» es muy sencillo: básicamente son producciones musicales digitalizadas que se guardan y se «streamean» en el blockchain a través de una plataforma dApp. Las decentralized applications dApp no dependen de servidores centralizados. El usuario mantiene el control sobre su funcionamiento en la red en la que opera. La más conocida es Ethereum. Se pueden recibir los pagos de estas plataformas con tokens «de gobernanza» intercambiables por criptomonedas como ether bitcoin. 

Audius como plataforma para creadores musicales

Creada por y para creadores, Audius.co ofrece la posibilidad de mantener una interacción a tiempo real entre usuarios (igual que Twitter). Los productores pueden compartir su música con hasta 320 Kbps. Y por supuesto, ¡todo gratis! 

En lo que se refiere a la música, Audius es la plataforma de referencia para criptoartistas. Si entras en ella, verás que su interfaz se parece mucho a la de otras plataformas que utilizas, como SoundCloud. Como hemos dicho, la diferencia reside en que la música no está centralizada a un servidor. Gracias a su moneda, $AUDIO (token), no hay publicidad. Con los NFTs se abre un nuevo horizonte, pero el océano todavía está por navegar… Y solo funcionará si creamos la red entre todos. ¿Te unes? Entra en Audius.co

¿Cómo convertir mis composiciones musicales en criptomúsica?

¡Muy fácil! Abre una cuenta en Audius y sube tu primera canción. Yo ya lo he hecho (escúchala aquí). A partir de este momento tus potenciales fans te pueden escuchar en todo el mundo. Audius permite que aquellos creadores que posean 100 $AUDIO o más utilicen esta plataforma como «expositor» de sus obras tokenizadas en aplicaciones tipo Mintabe o OpenSea (para más información sobre cómo tokenizarlas, sigue leyendo). 

Audio NFT

Como artistas, es imprescindible demostrar la autoría de nuestras obras. ¿Cómo hacerlo a través de la cadena de bloques? La respuesta a esta pregunta está en los token «no fungibles» (o NFT). 

¿Qué son los NFT?

Un token no fungible (NFT) es una unidad de valor que representa a un activo único. Una cosa es «fungible» si las unidades individuales son intercambiables (mi billete de 5€ se puede intercambiar por tu billete de 5€, es decir, no son únicos). Las criptomonedas que operan en el blockchain sí que lo son, pero los activos del mundo del arte no. En este sentido, el valor de una obra reside en su singularidad. La diferenciación se consigue añadiendo un identificador exclusivo para cada activo digital.

Para crear un token no fungible se utilizan estándares especiales, como ERC-721, que permiten llevar a cabo lo explicado en el anterior párrafo. La principal diferencia entre este y ERC-20 -el más popular en esta industria-, está en la «no-fungibilidad». Para más información, haz clic aquí

Música y tokens. ¿Qué pasa con mis derechos de autor?

Cuando un artista decide subir su obra asociándola a un token NFT, la creación estará dotada de una identidad digital. El propietario, así como el creador, quedará identificado en todo momento, y el activo se podrá intercambiar a través de la red. El artista determinará cuantas ediciones de su composición quiere poner a la venta. Nuestra música adquirirá la forma de colección, con activos intercambiables por usuarios privados a través de distintos mercados. Cuando alguien compre tu obra, pasará a ser el propietario de esta. Poseerá los derechos de explotación y tendrá libertad para transferirla, venderla o distribuirla a través de plataformas, esperando obtener beneficios. La autoría, por supuesto, seguirá siendo tuya, y cobrarás la parte que te corresponda por el recorrido de tu música según lo establecido antes de su lanzamiento. 

¿Cómo crear música NFT?

Desde que comenzó a popularizarse el fenómeno NFT, muchas plataformas permiten identificar nuestros activos digitales y que estos se intercambien en sus mercados en línea o marketplace. Yo ya he «tokenizado» una producción musical. ¡Está aquí!

  • En primer lugar, necesitamos una ‘billetera’ que pueda conectarse a estas dApp. Como apasionado de las criptomonedas, ya debes tener Binance. En este tutorial aprenderás a transferir monedas de Binance a Metamask -esta última billetera deberá estar integrada en tu navegador y vinculada a Binance (sigue este manual)-. Puedes comprar criptomonedas en Binance y transferir una pequeña cantidad a Metamask (si vas a crear tu NFT desde Mintable, no necesitas tener fondos en Metamask).  
  • En segundo lugar, hay que sincronizar la billetera con la dApp que hayas escogido: OpenSea, Mintable.app, Rarible.com, etc. Si has elegido Mintable, en cuanto esté todo vinculado, podrás comenzar a crear tu NFT sin ningún coste añadido: accede a My Account + Create an item + Create a new item + No transaction fee.
  • Si prefieres OpenSea, Metamask debe estar configurado con la red principal de Ethereum y debes disponer de unos 20 ETH en esta billetera, aunque para crear el NFT no se te cobrarán más de 3$ de comisión. Si no sabes cambiar la configuración de Metamask, vuelve a este manual. Para esta app, las criptomonedas deben transferirse a la red principal de Ethereum: ERC20)-.
  • A continuación hay que determinar el precio y el mecanismo de compra: con precio fijo o por subasta. Como el activo se ha creado en una plataforma descentralizada, su valor se suele tasar con Ether. ¡Busca la conversión a tu moneda en Google! (€, $, etc.).
  • También deberás elegir si al poner la obra a la venta estás vendiendo sus derechos de explotación. Este punto es especialmente interesante para creadores de contenido. Es posible que, en las próximas décadas, este pequeño detalle haga de los criptoactivos una oportunidad para compositores independientes y productores musicales.

Una vez hayas creado tus NFT, podrás exponerlos en Audius. Tus fans son potenciales compradores. ¡También puede ser la ventana a posibles inversores y profesionales que buscan música para sus contenidos! 

NOVEDAD: ¡Binance también permite comerciar con NFT desde su plataforma! (clic aquí)

¿Cómo monetizar mis obras?

Durante el proceso de creación del NFT, hay que decidir si habrá un único ejemplar en el mercado o vamos a generar más de uno (por ejemplo, se puede hacer una tirada de 5, 10, 15, … n ejemplares). Lo importante es que el creador conserva el control sobre el número de activos que se lanzan. A más exclusividad, mayor valor potencial de la obra (como en cualquier mercado de coleccionables). Cada vez que haya una venta, se transferirá el ingreso a nuestra billetera.

Por cada posible reventa de tu obra, recibirás un porcentaje del precio de la reventa (elegido por el nuevo propietario del NFT). Si nuestro activo entra en una espiral especulativa –algo bastante común en el mundo “cripto”–, el creador seguirá cobrando ese porcentaje por todas y cada una de las reventas, independientemente del número de estas y del precio que alcance su obra en el mercado. El porcentaje puede variar según la plataforma. ¡Infórmate en la que hayas escogido!

criptomusica y audio NFT

Conclusión y oportunidades

Para terminar, quiero hacer una reflexión en torno al mundo de los NFT. Parece que hoy en día todo se está “tokenizando” (tweets, imágenes, animaciones, etc.). En esta primera fase, todavía no captamos la naturaleza de estas nuevas tecnologías con la profundidad suficiente como para identificar los nichos en los que hay más oportunidades. Esto nos puede llevar a pensar que estamos ante una burbuja que explotará más pronto que tarde. Pero nuestra industria lleva décadas vendiendo activos musicales en formato digital. La naturaleza intrínseca de la propia música (temporal y atemporal, reproducible, transferible, universal) hace que sea la candidata perfecta para evolucionar y crecer de forma sostenible en el blockchain

SI ERES UN ARTISTA: El mundo ha cambiado tan rápido que resulta difícil adaptarse. Todo lo que hemos estudiado, aprendido y trabajado, de repente carece de utilidad. Pero, como creadores, gozamos del selecto potencial de producir un material de valor único: la obra de arte. Las nuevas tecnologías nos han dotado de un poder que nunca habíamos tenido: la posibilidad de llevar nuestra obra a cualquier rincón del mundo sin necesidad de arriesgar nada más que nuestro tiempo. El eslabón que le falta a este proceso evolutivo es deshacernos del yugo que suponen las plataformas y modos caducos de distribución en los que el creador genera contenido pero pierde el control sobre su explotación y desconoce el rastro de su obra -por no hablar de las condiciones de exclusividad abusivas que aceptamos en algunas agencias de contenido…-. En la cadena de bloques descentralizada se vislumbra un horizonte para artistas emprendedores. Junto a los últimos avances en softwares de producción musical, damos inicio a una era para componer, producir, editar, promocionar, vender e invertir sin movernos de casa. Suena excitante, ¿verdad? 

SI ERES INVERSOR: Al comprar música con NFT, pasas a ser el propietario de ese activo. Esto te habilita a revender la obra y sus derechos de explotación. Parece imprescindible apostar por creadores con un futuro prometedor, pero siempre es mejor repartir las fichas y comprar activos de varios creadores cuando la inversión todavía sea asequible… ¡No olvidemos que este mundillo avanza rápido e imprevisiblemente! Estamos ante un ecosistema primigenio. Las plataformas como Audius (y otras que saldrán en breves) tienen mucho recorrido por hacer. Imagínate que compras una canción, la subes a una plataforma, y además de recuperar tu inversión, ¡cobras beneficios indefinidamente por el número de reproducciones! También se puede invertir en la misma plataforma. Audius permite generar ingresos a cambio de dar «liquidez» a la red –lo que en el mundo de las criptomonedas se conoce como staking–. Generar un rendimiento pasivo en forma de token $AUDIO a cambio de dejarlos prestados. Las posibilidades son ilimitadas a medio plazo. ¡Por eso es imprescindible no perder este tren! 

SI QUIERES ESTAR AL DÍA, ¡SUSCRÍBETE!

bitcoin tiempo